• Ingeniería y Construcción
  • Medio ambiente
  • Telecomunicaciones
  • Energías renovables
  • Ventures
  • Real estate
Explora nuestras áreas de negocio
Las grandes historias se escriben con los valores que se encuentran en el corazón de los hombres.
Explore nuestros valores...
Fotografía de Luís Pinto, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Respeto. (del lat. respectu) s.m. 1.acto o efecto de respetar; 2.consideración; aprecio; 3.deferencia; acatamiento; veneración; 4.homenaje; culto; 5.relación; referencia.

Creemos que todos deben ser respetados por su trabajo, por sus actitudes, opiniones y opciones.

Fotografía de Mila Teshaieva, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Rigor. (del lat. rigore) s.m. 1.dureza; fuerza; 2.fig., severidad; puntualidad; exactitud.

No hay un "más o menos nivelado", "más o menos enderezado", "más o menos limpio" o "más o menos seguro", sólo hay "nivelado", "enderezado", "limpio y seguro". El rigor se refleja en nuestros procedimientos, en el horario y las reglas que cumplimos. Ser severo, del punto de vista de los principios y de la moral, es ser riguroso.

Fotografía de , finalista del Prémio Emergentes dst 2012.

Pasión. (del lat. passione) s.f. 1.sentimiento intenso y generalmente violento (de afecto, alegría, odio, etc.) que dificulta el ejercicio de una lógica imparcial; 2.objeto de ese sentimiento; 3.grande predilección; 4.parcialidad; 5.gran disgusto; gran sufrimiento.

Bajo el signo de la pasión - texto de la poetisa Regina Guimarães –es nuestro icono. Pasión es tener gran entusiasmo por alguna cosa, ánimo favorable o contrario a algo.
Es la sensibilidad que un ingeniero o arquitecto transmite a través de una obra.
Pasión es la entrega a un proyecto. Pasión es un estado de alma fervorosa.

Fotografía de Jakub Karwowski, finalista del Prémio Emergentes dst 2012.

Lealtad. (del lat. legalitate) s.f. cualidad de leal; fidelidad; sinceridad.

Respeto a los principios y reglas que orientan la honra y la integridad. Fidelidad de los compromisos y contratos asumidos, presencia de carácter.
Ser leal con los socios comerciales, que dependen de nosotros y de quien dependemos. Ser de confianza por ser leal.

Fotografía de Ian Lieske, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Solidaridad. (del lat. solidare) s.m. 1.cualidade de solidario; 2.responsabilidad recíproca entre miembros de un grupo social, profesional, etc; 3.sentimiento de compartir el sufrimiento ajeno.

Ser solidario es ser amigo, es extender la mano con generosidad genuina, es llevar alegría y calor humano a quien, de alguna forma, se encuentra marginado. Ser solidario es ser más humano. Una empresa solidaria es reconocida como una empresa justa y no egoísta. Una empresa solidaria es preferida en los negocios. Es una empresa más competitiva. El voluntariado es un vehículo para la solidaridad. Es moderno, justo, culto, amigo. Es un gesto noble y de elevación moral.

Fotografía de Clarence Gorton, finalista del Prémio Emergentes dst 2012.

Coraje. (del lat. coraticum) s.f. 1.bravura frente al peligro; intrepidez; osadía; 2.fuerza moral ante un sufrimiento o revés; 3. [fig.] energía en la ejecución de una tarea difícil; perseverancia.

El coraje es esencial en nuestra vida. Coraje para enfrentar situaciones menos simpáticas en temas delicados, no esperando soluciones al azar.
Es un valor que debemos poner en evidencia frente al miedoso, cobarde y perezoso. Coraje para reaccionar ante una crítica, no con una actitud de desmotivación o tristeza, sino procurando el medio y acción para superar su origen. Se recomienda mucho este tipo de coraje, que es también un coraje intelectual.

Fotografía de Filipa Alves, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Ambición. (del lat. ambitione) s.f. 1.deseo vehemente de riqueza, honra o gloria; 2.expectativa en relación al futuro; aspiración; 3.codicia; avaricia.

Ansia vehemente de alcanzar un determinado objetivo. Ambición para no resignarnos. Ambición de obtener el mayor potencial de nosotros mismos. Ambición para merecernos. Ambición para ser atletas en nuestra profesión de alta competición. Ambición para batir nuestras propias marcas. Ambición para efectuar los mejores negocios con el máximo de valor ofreciendo la más alta competencia y eficiencia.

Fotografía de Scarlett Coten, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Buen gusto. (del lat. gustu) s.m. 1.capacidad de apreciación del valor estético de alguna cosa; 2.elegancia, requinte, sentido estético; 5.cuño particular que un artista da a sus producciones.

Optamos por construir la economía de la empresa con una imagen culta, cosmopolita y cool. Porque es una forma de ser con encanto. Buen gusto porque somos sostenibles y respetamos el planeta. Buen gusto porque somos sensibles. Buen gusto porque sí.

Fotografía de Karl Erik Brondbo, finalista del Prémio Emergentes dst 2011.

Responsabilidad. (del lat. respondere) s.f. obligación de responder por las propias acciones, por las de los otros y por las cosas a nuestro cuidado.

Tenemos que estar seguros de que, ante una elección, escogemos lo que es mejor para los dos y no sólo lo que es mejor para cada uno. Cada colaborador es responsable por su actividad de forma negociada y corresponsable, en caso de que su colega no cumpla con la suya, dificultando el objetivo común. Un equipo es el conjunto – es el todo. En el juego empresarial, como en el social o familiar, todos tienen que cumplir desde su posición relativa y todos deben contribuir para que, por omisión, no permitamos que uno de los nuestros no cumpla como uno de los nuestros.

1. bim
11/05/2019
BIM es el nuevo modelo que está revolucionando la construcción

11/05/2019 | Dinheiro Vivo

Más que los gastos de software, es la inversión en la formación de los recursos humanos lo que pesa en las empresas de construcción durante la fase de transición al sistema BIM. Pero las ventajas son enormes.

«BIM representa el futuro de la construcción. Suelo decir que no es el futuro, que es más el presente y ya está empezando incluso a ser el pasado», afirma, con cierto tono de provocación, Frederico Ramos, head of architecture de ARC ICD, empresa especializada en estudios de viabilidad para infraestructuras hospitalarias. Frederico Ramos, que trabaja con el proceso BIM (Building Information Modeling – Modelado de Información para la Construcción) hace más de diez años, destaca la importancia del dominio de los lenguajes y procesos. «BIM exige una forma de pensar diferente. Pongo el ejemplo de fabricación de una vela: podemos hacer que evolucione, pero nunca llegará a ser una bombilla. Digamos que nuestra bombilla es BIM – asociada a la corriente eléctrica y a todo lo que se ha desarrollado, abre un nuevo mundo. BIM ya no es el futuro, pero es la base, el lenguaje «de la electricidad universal» que comunica con todo el resto.»

El problema en Portugal es que el número de «hablantes» de este nuevo lenguaje es aún muy reducido. La tecnología BIM permite crear digitalmente uno o más modelos virtuales precisos de una construcción. «Existe una falta de conocimientos, tanto de los cuadros superiores, como de los técnicos de las empresas, y esto provoca dificultades a la infraestructura empresarial portuguesa: como no existe un banco de recursos suficiente, las empresas tienen que invertir en su formación para tener acceso a esta nueva forma de trabajar en la construcción», afirma Frederico Ramos, para quien la solución pasa, en parte, por un mayor esfuerzo de las universidades. «Si las universidades pudieran realmente acompañar los últimos avances de la investigación tecnológica en Portugal, rápidamente – con dos o tres generaciones de nuevos alumnos – existirían recursos suficientes para alimentar a las empresas».

Centrándose en la construcción, Frederico Ramos defiende que los empresarios portugueses están atentos. «Las empresas ya han visto que, en un mercado global, tienen ventajas si sus productos están en objetos BIM.» Esto no significa que la transición al sistema BIM deba ser universal. Frederico Ramos da como ejemplo Singapur, donde la obligatoriedad del sistema BIM se limita a los proyectos con más de cinco mil metros cuadrados. «Existen siempre empresas para las que, probablemente, no tenga sentido entrar en el proceso BIM – como las nanoempresas de pequeñas reparaciones y remodelaciones», afirma, reconociendo que para las pequeñas estructuras la transición puede ser más difícil. En las empresas medianas – que ya disponen de un equipo técnico – después de iniciada, la transición acabará por suceder de forma casi orgánica a medida que los técnicos se familiarizan con BIM.

En el caso del Grupo DST, fue la necesidad de seguir exportando lo que llevó a la adopción del sistema BIM. «El primer contacto surgió en el 2012, cuando una de las empresas del grupo, la metalmecánica Bysteel, inició el proceso de internacionalización en Francia e Inglaterra y se encontró con una fuerte presencia de esta metodología IBM en estos países. Para poder exportar tuvimos que adaptarnos», recuerda João Marcelo Silva, del Grupo DST. «Sin esta tecnología no podíamos ni licitar en las obras», y afirma también que actualmente muchas de las grandes empresas internacionales realizan pruebas para valorar si las empresas tienen una capacidad real para trabajar en BIM.

En 2015, sabiendo que, debido a la metodología usada, a la posibilidad de un cálculo riguroso de las cantidades, a la compatibilización ofrecida y a la optimización que permite en la compra de materiales, este sistema BIM sería también una ventaja en el mercado interno, el Grupo DST creó el «grupo BIM». Este equipo multidisciplinario, formado por ingenieros, arquitectos, estimadores, directores de obras, responsables de compras y preparadores de diversas áreas, tiene como finalidad apoyar a las diversas empresas del grupo en todos los aspectos relacionados con la tecnología.

«En ese momento, realizamos una primera búsqueda y nos dimos cuenta de que existen personas que están habilitadas para trabajar con modelado, pero que poca gente dispone de un enfoque general del proceso BIM. BIM no es solo transformar un proyecto 2D en 3D, tiene otras capas. Y encontrar recursos con formación es muy difícil», afirma João Marcelo da Silva. El equipo inicial de diez personas tuvo formación de BIM y hoy el equipo ya cuenta con 60 elementos y la transmisión del conocimiento se realiza dentro del propio grupo.

Las ventajas son evidentes: «BIM nos permite construir la obra antes de la propia construcción: permite anticipar y solucionar problemas. Y solucionar problemas en un nivel computacional tiene un coste totalmente diferente. Después, para nosotros, el cálculo de las cantidades es fundamental», afirma João Marcelo da Silva.

Para el coordinador del grupo BIM del Grupo DST, BIM aporta, ante todo, más confianza. «Aporta confianza al cliente, que sabe que la obra será realizada de la forma deseada, a los equipos que están en la obra, porque saben que todo se ha probado antes, y a nosotros, como empresa, porque podemos cumplir los plazos y controlar las cantidades.»

A estas ventajas, Frederico Ramos suma la reducción de los costes de construcción – entre un 15% y un 20% – y los aumentos de productividad, que pueden alcanzar un 28%. «Lo que no entiendo es cómo un país con problemas presupuestarios, como Portugal, puede tener dinero para no hacer un proceso BIM... Imagínese si, de repente, pudiera ahorrar un 25% de la inversión pública en infraestructuras.»